Por favor seleccione una página para

7 ERRORES QUE COMETEMOS AL HACER DIETA

7 ERRORES QUE COMETEMOS AL HACER DIETA

Hacer dieta o no hacer dieta, esa es la cuestión. Y es que aunque pueda parecer una decisión poco importante, no lo es.

 

Una persona que se pone a dieta o empieza un régimen dietético concreto lo hace con un objetivo en mente, objetivo que puede ir desde perder grasa, desarrollar masa muscular, mejorar su salud, sentirse mas ágil… motivos hay miles, pero con la motivación no siempre es suficiente.

 

Es común observar como las personas que se inician en un proceso de esta índole caen en errores de los cuales no son conscientes, errores que les frenan a la hora de progresar y que, al final, dan al traste con aquella motivación casi juvenil con la que empezaron. Hoy voy a hablaros de los que para mi son algunos de los errores o fallos mas comunes a la hora de hacer dieta.

  1. TENER DEMASIADA PRISA

Quizá por desconocimiento, quizá por ansia, quizá por… fuera como fuere, la gente quiere conseguir resultados definitivos en un tiempo imposible. Sencillamente, el cuerpo humano no funciona rápido. Estamos creados para adaptarnos a casi cualquier circunstancia, hambruna, frío, calor, deshidratación,
desnutrición, sobrenutrición (obesidad)… el cuerpo es una máquina perfecta que ha sido creada en base a miles de millones de años de evolución, permitiéndonos sobreponernos a situaciones adversas hasta un límite finito, por lo que cualquier cambio drástico en él va a requerir tiempo.transition-fat_to_thin1

 

A la hora de perder peso no soy partidario de trabajar en base a perder kilos, sino en base a observar una mejora en la composición corporal a través de medidas de perímetros y, sobre todo, por medio de la observación visual, ya sea atendiendo a lo que vemos día a día frente al espejo o comparando fotografías semanal o quincenalmente.

Si queréis un número, bien os lo doy, una pérdida ideal es 0,5-0,10% de vuestro peso corporal.

 

  1. NO CONTAR CON EL APOYO DE LA FAMILIA/ALLEGADOS

2894AAB800000578-3070093-image-a-14_1431419446423Cuando digo que ponerse a dieta requiere de una reflexión previa, quizá este sea el punto que mas análisis requiera por nuestra parte. ¿Me apoyan mis seres queridos en este proceso? Es una pregunta que debéis responderos con sinceridad, pues una respuesta negativa o positiva marcará cuán difícil será vuestro proceso dietético.

Contar con el rechazo de la gente de vuestro círculo mas íntimo es muy difícil de llevar, pues se convertirán en auténticos boicoteadores, poniéndoos en situaciones complicadas cada poco tiempo, situaciones como el famoso “venga hombre, cómete la pizza que por un día no pasa nada” o “si es que no se porque tanto esfuerzo, si estas prácticamente igual…”. Frases como esas, escupidas en un día difícil para nosotros en el que nuestro estado de ánimo esté en horas bajas, pueden suponer un golpe psicológico tan contundente que nos haga entrar en una cadena de errores que tire por la borda el esfuerzo de muchas semanas previas.

  1. DIETAS CERRADA O MUY ESTRICTAS

Solo hay una dieta que funciona, la que se hace. Y partiendo de esa premisa a medida que la diversidad de alimentos se reduce, la adhesión a la dieta lo hace de manera directamente proporcional.6cb0653125dcda3b3eb9f4d4139ac124

Si día tras día comemos lo mismo, la monotonía hace mella. Es por ello que la variedad nutricional, en la que incorporemos una amplia gama de alimentos y menús ricos y sabrosos, conseguirán que nuestros resultados lleguen, antes o después, pero lleguen.

Os lanzo una pregunta, ¿con qué dieta creéis que conseguirías mejores resultados?, ¿una en la que durante un mes comáis solo pescado, pechuga de pollo y verdura u otra en la que durante un año comáis patata, pan, pasta, carnes, pescados, quesos, crema de cacahuetes, frutos secos…? Yo lo tengo claro.

RECETAS

 

  1. COMPARARSE CON TERCEROS

Este es otro grave error en el que, por desgracia, es muy difícil no caer.

Si algo nos diferencia a unos seres humanos de otro es justamente la individualidad de cada uno de nosotros, desde la manera en qué hablamos, hasta la manera de caminar, pasando por nuestra huella dactilar. Las personas no somos iguales, y por ese motivo nuestro tiempo de respuesta no tiene porque ser igual o parecido al de esa chica o chico que tenemos como modelo.

descarga

Debemos comparar nuestros progresos con nuestro yo anterior, el de hace un mes, un año o quince, pero el sujeto a comparar siempre ha de ser el mismo, TÚ, porque solo así será una comparación justa.

 

  1. HACER SOLO CARDIO

Desde hace años es común que alguien que quiere adelgazar se ponga a hacer horas y horas de cardio, pero este método, aunque válido, no es ni el mejor, ni el mas aconsejado.or_fec794f0125190161117183-2

Hacer sesiones interminables de ejercicio cardiovascular, a parte de ser aburridísimo, es muy poco eficiente. En esas sesiones solo quemamos las kcal que necesitemos durante ese período, sin embargo esto no sucede con un entrenamiento mixto en el que incorporemos además ejercicios con resistencias (pesas, trx, etc).

Nuestra masa muscular es un órgano endocrino en sí mismo cuya estimulación deriva en un sinfín de beneficios a nivel salud y estético.

El tener una masa muscular activa hará que consumamos mas kcal durante el día, pues ese músculo esquelético que está dañado necesita de nutrientes extra para su recuperación. Una vez esté recuperado, esa célula muscular estará mas desarrollada, mas activa, MAS DEMANDANTE de energía, aumentando de esta manera nuestro gasto calórico en reposo (metabolismo basal).

Además, con un músculo sano y fuerte aumenta nuestra sensibilidad a la insulina, que en resumidas cuentas viene a decir que nuestro cuerpo es capaz de dar una mejor salida a los carbohidratos que introduzcamos en nuestro organismo a través de la dieta, bien oxidándolo para obtener energía o almacenándolos como glucógeno y obtener energía en otro momento que sea necesario.

 

  1. USO DE TERMOGÉNICOS/QUEMAGRASAS

Si bien, no es un error dramático en el sentido de no obtener resultados por consumirlos, si puede serlo al provocar una relación negativa entre causa/efecto.

El consumir este tipo de productos nada mas empezar un régimen dietético y de entrenamiento suele desencadenar en seguir cometiendo errores de base que, en teoría, deberían ser subsanados por el consumo de estos suplementos, y nada mas lejos de la realidad.

Un termogénico jamás, y repito, JAMÁS, va a darte un buen resultado si tu dieta no es correcta y JAMÁS va a darte un buen resultado si tu entrenamiento no es el adecuado a tu objetivo.No Meds

La diferencia real la marcará la suma de vuestra alimentación y vuestro entrenamiento.

¿No creéis que, si este tipo de suplementos fueran necesarios, yo los usaría con los miembros de mi equipo?

 

CAMBIOS DEL EQUIPO ONEMORE FITTEAM
  1. NO DORMIR SUFICIENTE

Este es un punto complicado, pues debido a nuestro día a día y a las obligaciones a las que estamos sometidos, la opción de dormir tanto como nos gustaría no siempre es posible, pero desde luego, debemos esforzarnos por conseguir descansar el mayor número de horas posibles si queremos que nuestros resultados sean los mejores.

Se ha estudiado mucho al respecto, y últimamente se está arrojando mucha luz en este sentido. Por ejemplo, hace pocos años se pensaba que el dormir poco causaba una desregulación en la segregación de cortisol, aumentando los niveles de esta hormona de manera pronunciada y así su efectos no deseados sobre el organismo, pero en los últimos meses esto se ha conseguido desmentir, y el aumento que existe por la mañana tras una noche de vigilia se ve compensando con una disminución mas pronunciada a medida que avanza el día, hasta estabilizar el valor total diario.insomnio

Pero hay dos hormonas que sí tienen un papel relevante a la hora de perder peso (graso) y tiene correlación directa con las horas de sueño.

Por un lado tenemos la grelina, que es una hormona que cuando se encuentra elevada manda una señal a tu cerebro diciéndole que “es hora de comer”; y por otro lado tenemos la leptina, que es un hormona que cuando se encuentra en el organismo en pequeñas cantidades, le dice a tu organismo que “también es hora de comer”.

Pues bien, el poco o mal descanso provoca un aumento de la grelina y un descenso de la leptina.

Si unimos ambas situaciones el resultado es conocido, y no es otro que comer de manera compulsiva prácticamente cualquier cosa que nos encontremos por el camino debido a que nuestro cerebro recibe un alto número de alarmas que le obligan a buscar comida y obtener energía.

Este es uno de los motivos por los que las personas que trabajan en turnos que incluyen nocturnidad tienen mayor sobrepeso que personas que trabajan solo en horas diurnas.


 

 

Antes de comenzar un proceso dietético y deportivo, analizad vuestra situación, motivación y disciplina. Sí las tres van a ser altas, entonces es el momento de dar el paso y emprender el camino que os lleve a vuestro nuevo YO.

 

Que lo disfrutéis mucho, tanto como yo.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

BE ONE MORE FIT TEAM

CONTACTA CONMIGO